Hoy os traemos una guía con los requisitos técnicos y los aspectos personales necesarios para crear nuestra propia tienda online.

Pasos a seguir, fallos comunes, consejos y costes. Todo ello concentrado y resumido en un artículo que hará que nuestra tienda online sea un claro ejemplo de éxito. ¿Todos listos? ¡Comenzamos!

10 Requisitos a tener MUY en cuenta

1. Implicación, implicación e implicación

Si tenéis en mente llevar a cabo un negocio online seguro que habéis oído muchas historias, tanto de gente que se ha hecho rica vendiendo desde casa como otros que se arruinaron. No desesperéis y quedaros con lo importante, si algo tienen en común todos los casos de éxito es la IMPLICACIÓN con su negocio.

Una tienda online no se abre para probar. Nadie alquilaría un local, lo arreglaría y abriría al público si no estuviera al 120% seguro de su producto y la manera de venderlo ¿no? Pues para una tienda online es igual, exige tiempo, dedicación y cariño, ya que sino esta abocada al fracaso desde su nacimiento.

2. Busca tu nicho de mercado

Muy bien, tenemos ganas y estamos implicados, pero… ¿ahora qué vendemos?. Es una de las decisiones más importantes a tomar ya que debemos buscar un nicho de mercado que no este muy cubierto en el ámbito geográfico que queremos abarcar. Por ejemplo, puede que la venta de bolsos hechos a mano este muy desarrollada en el ámbito nacional pero no en nuestra ciudad. Entonces podemos ser nosotros los que cubramos ese vacío.

El estudio de mercado, los proveedores y el conocimiento de la materia son parte imprescindible de este punto.Debemos conocer el campo en el que nos vamos a mover, o sino contar con gente a nuestro alrededor que lo haga.

3. Crea marca: Nombre y Logo

Debe ser representativo, fácil de escribir y de recordar. Debemos ser cuidadosos en este aspecto ya que nuestro logo, página web, producto… puede ir variando y actualizándose, pero nuestro nombre, una vez elegido, se establece como definitivo.

Todo el trabajo de marca y publicidad debe tener como fin el ser conocidos y aún más importante, reconocidos.Por eso un cambio de nombre a mitad de camino es una piedra demasiado importante a salvar.

4. Dominio: .es, .com, .net…

El dominio es el rótulo de tu tienda online. Va a ser el nombre que los clientes tecleen cuando quieran acceder a tu tienda, así que mejor que sea bueno ¿no?. Debe contener el nombre de tu tienda, ser fácilmente memorizable y tan breve como podamos. Debe actuar como marca, si el nombre de tu tienda es Bolmed (nombre totalmente inventado) pero tu dominio es bolsosamedida.es , la gente te va a recordar como bolsosamedida.es ya que es lo que deben teclear para encontrarte.

Siempre que sea posible optaremos por dominios .com o si nos centramos exclusivamente en el ámbito nacional .es. Aunque siempre desde Agencia SEO Zaragoza os vamos a aconsejar que os hagáis con varios dominios que apunten a vuestra web, así si en un futuro llegas a tener mucha relevancia los dominios principales estarán en vuestra posesión.

5. Diseño de tu e-commerce a la medida de tu negocio

Si nuestra tienda está centrada en el ámbito de nuestra ciudad y tenemos un catálogo de 40 productos, no necesitamos una tienda de 3000€ con gestor de stocks avanzado y zona de clientes. Al igual que si queremos crear una tienda online de ámbito nacional con más de 1.000 productos, diferentes formas de envío y newsletter personalizada, no podemos tratar de llevarla a cabo eligiendo un modelo que no se ajuste a nuestras necesidades.

Siempre debemos ser ambiciosos y tener en mente la expansión de nuestra tienda a nuevos frentes, pero sin olvidar cuales son nuestros objetivos. En nuestra agencia diseñamos un plan de e-commerce a la medida de tus necesidades: Nuestras Tiendas Online

6. Elige una buena empresa de envíos

Llama, negocia y reúnete con quien sea necesario. Éste es el motivo principal de queja de todos los clientes que compran online. Retrasos, mal servicio o paquetes dañados son las quejas número uno. Si el paquete que solicitaron llega en mal estado o tarde, el cliente no dejará de contar con los servicios de la empresa transportista, sino con los de tu tienda.

Una mala elección del proveedor logístico deriva en clientes insatisfechos y eso lleva a no recomendar tu tienda. Si tienes el mejor producto pero no llega cuando y como debe, tu producto no vale.

7. Atención al cliente

De la mano del problema del que hemos hablado en el punto anterior, aparece la atención que le ofrezcas a tus clientes. Es bueno centrarse en obtener nuevos clientes, pero no debemos descuidar a los que ya lo son. Si alguien llama con alguna queja, debemos estar preparados para ello.

Es mejor reponer un artículo dañado o en mal estado y pedir disculpas, a generar un cliente insatisfecho que jamás nos volverá a comprar ni nos recomendará.

8. Sistema de pagos

El mundo online tiene el problema de perder el contacto humano. Es por ello que debemos generar una imagen de confianza con el cliente desde el primer momento, pero sobre todo en el proceso de pago. Siempre es bueno ofrecer varios medios de pago y no centrarse exclusivamente en el más rentable para nosotros. Al cliente le gusta elegir cómo va a pagar.

Una tienda online bien diseñada, agradable de navegar y en la que el pago integrado (tarjetas de crédito, transferencias, PayPal…) sea fiable y eficaz, tiene mucho ganado para que el cliente confíe en tu producto.

9. Seguimiento del cliente

Un cliente satisfecho es oro puro, de ahí que debamos cuidarlo tanto. Se trata de alguien que ya ha confiado en nosotros y que estará dispuesto a volver a hacerlo. Un sistema de fidelización con descuentos para futuras compras y una newsletter que les avise de nuestras novedades son medios muy eficaces para convertir una venta en múltiples.

Además, realizar un seguimiento estadístico de los productos más visitados, formas de acceso a nuestra tienda, palabras clave utilizadas para acceder… Nos otorgará una información muy valiosa para la mejora constante de nuestro servicio.

10. PUBLICIDAD

Estamos implicados, tenemos un gran nombre y logo, un dominio adecuado, una tienda online con buenos productos y bien diseñada, tenemos controlados los envíos, la atención al cliente, los pagos y la fidelización. ¿Y ahora?

Ahora, tenemos que llegar a los clientes. Si tenemos el mejor producto, al mejor precio, con los mejores servicios de venta pero nadie lo sabe, ¿de qué nos vale?

Publicidad online, Redes Sociales, Google Adwords, Trípticos, Flyers, buzoneo de publicidad… Medios de publicidad existen muchos y no es algo que se pueda ir viendo sobre la marcha. Plantead vuestra estrategia publicitaria y haced cálculos del coste, ya que es un punto de máxima importancia en el éxito de nuestra tienda.

Llegados a este punto, ¿cómo van los ánimos? ¿Estamos con ganas e implicados aún? ¡Bien! El comercio online es un mundo duro porque competimos con muchos negocios a la vez, pero es también un mundo que nos recompensará mucho si aportamos el esfuerzo y disponemos de los medios adecuados.

Llegados a este punto vamos a continuar ahora con las fallos más comunes que debemos evitar, los consejos a tener en cuenta y lo que nos va a costar poner en marcha todo esto.
¿Listos? Seguimos.

5 fallos comunes que debemos evitar

Al comenzar nuestro negocio online nos convertimos inmediatamente en empresarios multiusos, debemos saber gestionar una tienda, qué productos ofrecer y cómo, saber tratar al cliente, comprobar envíos y pagos… Es por ello lógico y normal que cometamos fallos, desde aquí vamos a tratar de guiaros para evitar los más comunes.

1. No poder comprar sin registrarse

Un porcentaje muy alto de las compras que se pierden son debidas a este factor. Es muy valioso para nuestra tienda el obtener los datos del cliente para así poder enviarles productos relacionados y newsletters, pero no podemos obligar al cliente a dárnoslos.

Podemos incentivar la suscripción a nuestros servicios a través de descuentos o mejores precios. Así el cliente nos ofrecerá sus datos de contacto porque así lo desea, aumentando la posibilidad de futuras ventas.

2. No incluir la información de envío

Muchas son las tiendas online que “esconden” los precios y tiempos de envío hasta los últimos pasos del proceso. Éste es uno de los errores más graves que se pueden cometer. Es cierto que el precio “parece” menor, pero lo que podemos conseguir es que cuando el cliente vea el precio de envío final se sienta engañado y abandone decepcionado nuestra tienda.

El precio y tiempo de envío tiene que ser una información transparente desde el primer momento. Es algo que nosotros cuando actuamos como clientes solicitamos, así que debemos ofrecerlo en nuestra propia tienda.

3. Pocas imágenes de productos, o imágenes de mala calidad

Una mala imagen ofrece la sensación de un mal producto. Las imágenes que ofrecemos en nuestra tienda son el escaparate por el que los productos llegan a nuestros clientes. Si éstas son de mala calidad, escasas o no son representativas, no nos van a comprar ese producto.

4. No incluir productos relacionados

Si un cliente nos ha comprado por ejemplo, una funda para un modelo de móvil, es más que probable que este interesado en otros accesorios para ese modelo o nuevas fundas. Por su propio pie es difícil que un cliente busque y compre todos los productos que podría interesarle. Nosotros como tienda debemos ofrecérselos y otorgarle ideas de productos que podrían interesarle, esto hará que una venta de X dinero se pueda multiplicar.

5. No responder a los usuarios

La compra online se mueve por las opiniones del resto de usuarios, es más probable realizar una compra de un artículo con 5 comentarios positivos que de uno con 0, ya que genera una sensación de compra más fiable. Es por ello que es imprescindible la cercanía con nuestros clientes, ya sea a través de las redes sociales, de un sistema de comentarios públicos en el artículo o un teléfono de contacto. Debemos estar a la altura a la hora de ofrecer al cliente la información que necesita antes de realizar su compra, así será más fácil que quede satisfecho con la misma y siga siendo nuestro cliente por mucho tiempo.

Todo claro pero, ¿cuánto cuesta?

No requerir un local físico nos hace reducir la factura mensual de nuestra tienda, pero ni mucho menos hace que los costes de una tienda online sean bajos. Como os hemos comentado anteriormente, una tienda online nunca se debe abrir para probar, debemos de ser conscientes de que la inversión es importante si lo que queremos es en un futuro hacer de nuestra tienda nuestro medio de vida. Implicación, medios adecuados y publicidad, esas son las tres bases sobre las que se debe asentar nuestra tienda.

Antes de poner un precio final a nuestro producto debemos contar con los gastos relacionados de:

· Diseño del Logotipo y Nombre.
· Dominio y Hosting (servidor que la almacena) de nuestra tienda.
· Diseño de la Tienda Online.
· Empresas de envíos.
· Comisiones de pago.
· Proveedores y pedidos mínimos.
· Publicidad.

Todos estos puntos son los que dan lugar al precio final que ofrecemos por producto, no es sólo lo que nos cuesta a nosotros sino todos los medios que debemos ofrecer para llegar a nuestro cliente

Desde nuestra agencia no podemos ofreceros ayuda con los proveedores o los envíos (aún no ofrecemos estos servicios, pero todo se andará :) ), pero sí que tenemos soluciones para todo lo relativo al diseño y la imagen que ofrece vuestra tienda al mundo.

No dudéis en consultarnos cualquier tipo de duda relativa a nuestros servicios, ya que estaremos encantados de hablar con vosotros.

Conclusión

Desde Agencia SEO Zaragoza, hemos querido hacer un análisis realista de lo que implica sacar adelante una tienda online, pues a nosotros también nos gusta que nos expliquen los entresijos y nos den consejos al realizar nuestros proyectos. Que esto no os desanime para nada, se requieren ganas, actitud positiva y confiar en nuestro producto, pero las recompensas son enormes. No ya sólo en el plano económico sino en el personal también, pues hablamos por experiencia propia al deciros que no hay nada mejor que trabajar en lo que te apasiona.